InicioReligiónKatalin Novàk: Un especial encuentro con Francisco

Katalin Novàk: Un especial encuentro con Francisco

-


La guerra en Ucrania, el papel de las mujeres líderes en los procesos de paz, el don de ser madre y el valor de la familia en la entrevista con la presidente de la República de Hungría, recibida por el Papa el 25 de agosto en audiencia privada.

Francesca Sabatinelli – Ciudad del Vaticano

Unos cuarenta minutos de conversación, en español, sin presencia de terceros, lo que «permitió dar un tono verdaderamente sincero a nuestra conversación». Katalin Novàk, la presidente de la República de Hungría cuenta a Noticias del Vaticano la atmósfera vivida en su encuentro privado con el Papa Francisco el 25 de agosto en el Vaticano.

Un momento «precioso», lo define ella, entre dos personas animadas por la «espontaneidad», un intercambio de opiniones «sobre ser una mujer jefe de Estado» en un momento histórico que ve a Europa herida por la guerra. Una representante de esas mujeres líderes, apreciadas también por el Papa, porque en presencia de un conflicto «se necesita la intuición y la delicadeza de las mujeres», la capacidad de las mujeres «para mediar incluso entre las partes en conflicto», un enfoque que también podría ayudar en una «situación difícil, aparentemente sin esperanza», a «lograr algún progreso» en las negociaciones estancadas.

La esperanza de la paz mundial

Novák confiesa que ha pedido las oraciones y la ayuda del Santo Padre para que, como Jefe de Estado, pueda actuar eficazmente en favor de la paz, porque «es importante que haya paz en Ucrania, en Europa y en las partes del mundo que están en conflicto, porque éste es nuestro interés común y con la esperanza de ello y para ello, hablamos y actuamos».

Los pensamientos de Katalin Novàk se dirigen entonces, como madre de tres hijos, uno de los cuales ha alcanzado la mayoría de edad y puede alistarse en caso de guerra, a las mujeres atrapadas en el conflicto, ya sean húngaras, ucranianas o rusas, «con sus hijos en el frente sin saber si volverán a verlos», esas mujeres «que tienen que despedirse de sus maridos, hermanos e hijos que, a su vez, tienen que despedirse de sus familias». Los húngaros, señala, no quieren que «esta generación, al igual que la siguiente, sepa lo que vivieron sus bisabuelos y tatarabuelos cuando se encontraron en esa situación y tuvieron que enviar a sus hijos como soldados».

El orgullo de ser padres

El don de ser madres y el precioso bien de la familia, indicó además la presidente, fue otro tema de conversación: el significado de la elección de un hombre y una mujer de unir «sus vidas para siempre» mediante el sacramento del matrimonio ante Dios, cuyo fruto son los hijos. Esta experiencia, «el orgullo que se vive como padres y también como abuelos», debe transmitirse a los jóvenes de hoy que – comenta Nóvak – pueden ver el tener hijos como «una preocupación que no merece la pena, que puede dificultar la realización profesional», cuando en cambio familia y carrera, está segura, «son compatibles entre sí».

Ciertamente, hay que tener en cuenta los obstáculos económicos que pueden estar en el origen de la renuncia a los hijos, lo que, subraya Novàk, Hungría intenta remediar, entre otras cosas, con políticas de apoyo prenatal, ayudas a la construcción de viviendas o a la construcción de guarderías.

La invitación al Papa

A continuación, Katalin Novàk anuncia que ha entregado al Papa una carta de invitación a Hungría, con el deseo y la esperanza de que Francisco, que ha confirmado su intención de ir, pueda hacer una visita más larga que la que hizo el año pasado (septiembre de 2021) durante el Congreso Eucarístico Internacional.



Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: