InicioMundoAfricaEl primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch, está cada vez más arriba y...

El primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch, está cada vez más arriba y el pueblo cada vez más abajo

-

Aziz Akhannouch sigue el mismo razonamiento que Andrej Babis en la República Checa, como líderes que han utilizado sus cargos para cosechar riquezas adicionales, mientras su pueblo sufre la pobreza, el desempleo y la fragilidad social.

En un momento en el que la riqueza de Akhannouch ha aumentado hasta cifras astronómicas, con su fortuna personal estimada en 2.000 millones de dólares según la revista Forbes, lo que le convierte en uno de los hombres más ricos de Marruecos, la tasa de pobreza ha aumentado considerablemente, alcanzando el 12,3% el año pasado, y la tasa de fragilidad en el Reino se ha duplicado y las desigualdades sociales y de clase se han duplicado, y Marruecos vive una profunda crisis social en el país, el modelo de desarrollo vigente desde hace décadas está agonizando, y muchas estadísticas ponen de manifiesto las grandes diferencias entre las regiones del Reino, ya sea en términos de empleo, desempleo, tejido industrial y turístico, o infraestructuras, lo que produce un mapa de desequilibrios entre regiones, que se reflejan en el aspecto social del país.

También se han extendido en el Reino muchos fenómenos sociales negativos, como la propagación de los niños sin hogar o los llamados «niños de la calle» en varias ciudades marroquíes en gran número, donde cientos de niños se encuentran dispersos en los lados de las calles, bajo los coches o automóviles aparcados, dentro de las casas abandonadas, cerca de los restaurantes y en los jardines públicos, se tumban en el suelo y cubren el cielo, porque no hay suficientes refugios ni hogares para ellos.

La calle es el único y necesario refugio para miles de niños de entre 5 y 15 años, y este fenómeno ya no se limita a los niños, sino también a las niñas, lo que significa que en el futuro habrá más niños nacidos en la calle.

En el último informe sobre el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, en el que participaron 189 países, el Reino de Marruecos se situó en el último lugar tras ocupar el puesto 121 a nivel mundial. El informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en noviembre de 2021 se basó en varios indicadores, entre los que destacan la salud, la educación y la pobreza, la esperanza de vida y la renta per cápita.

Una gran campaña en las redes sociales de indignación contra el alto coste de la vida se centra en el jefe de gobierno, #Dégage_Akhannouch. Los internautas reprochan a Aziz Akhannouch su inacción ante la carestía de la vida, al tiempo que le acusan de aprovecharse de la crisis económica mundial y de la guerra de Ucrania a través de su empresa de distribución de hidrocarburos, Afriquia, la primera de Marruecos.
Los iniciadores de la campaña «Akhannouch dégage» también denuncian el silencio del jefe de gobierno y su incapacidad para gestionar lo que califican de «crisis».

¿Saldrá Aziz Akhannouch como siempre o tirará los guantes y abandonará el barco hacia un destino desconocido?

Lahcen Hammouch
Lahcen Hammouch
Lahcen Hammouch es periodista, lobista en Bruselas, y director del grupo mediático BXL Media. Dirige https://www.almouwatin.com
- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: