InicioReligiónEl Papa por centésima vez en Santa María La Mayor: reza por...

El Papa por centésima vez en Santa María La Mayor: reza por el viaje a Baréin

-


Francisco, en vísperas de su 39º viaje apostólico al país de Oriente Medio, acudió como es tradición desde el inicio de su pontificado a rezar a los pies del icono Salus Populi Romani. El viaje comienza mañana hasta el 6 de noviembre. El Pontífice participará en un foro de diálogo con representantes de otras religiones.

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Un cartel amarillo colgado sobre la barandilla de la Capilla Borghese celebra la visita número 100 del Papa Francisco a Santa María La Mayor. Por cien veces desde el inicio de su pontificado, el Pontífice cruzó esta tarde el umbral de la Basílica de Liberia para rezar y rendir homenaje a la Salus Populi Romani, la efigie mariana que, según la tradición, fue pintada por San Lucas y que los habitantes de la Urbe veneran como su patrona. A Ella el Papa le ha confiado el viaje apostólico al Reino de Baréin que comenzará mañana hasta el 6 de noviembre.

En silencio a los pies de la Virgen

Como esta mañana, a la entrada del Cementerio Teutónico, donde rezó unos instantes por todos los fieles difuntos, Francisco, en silla de ruedas, se recogió en otra oración solitaria, intensa y silenciosa a los pies de la Virgen, a la que rindió homenaje con un ramo de flores blancas.

«Esta tarde, miércoles 2 de noviembre, el Papa Francisco ha acudido a la Basílica de Santa María la Mayor para rezar ante el icono de la Virgen Salus Populi Romani y encomendarle su próximo viaje al Reino de Baréin. Al final regresó al Vaticano», informa una breve nota de la Oficina de Prensa del Vaticano, que subraya: «La visita de esta tarde es la centésima que el Papa Francisco realiza a la Basílica de Santa María la Mayor desde que fue elegido Pontífice».

Tradición desde el inicio del pontificado

Una tradición bien establecida, por tanto, iniciada desde 2013 y mantenida antes y después de cada viaje apostólico. La última visita fue el pasado mes de septiembre, a su regreso de un viaje a Kazajistán. Esta vez se trata de Bahrein, el país del Golfo Pérsico, cuna del Islam chiíta, un viaje al que el Papa argentino acude para poner una pieza más en el gran mosaico del diálogo que se viene dando desde hace una década.

La petición de oraciones

Para este viaje de poco más de 72 horas, en el que participará en el «Foro de Bahrein para el Diálogo» con representantes de otras confesiones, Francisco había pedido acompañamiento espiritual durante el Ángelus de ayer. «Participaré en un Foro que tematiza la necesidad ineludible de que Oriente y Occidente se acerquen por el bien de la convivencia humana; tendré la oportunidad de hablar con representantes religiosos, en particular islámicos», dijo ayer por la mañana desde la ventana del Palacio Apostólico. «Pido a todos que me acompañen con la oración, para que cada encuentro y evento sea una ocasión fructífera para apoyar, en nombre de Dios, la causa de la fraternidad y la paz, que nuestro tiempo necesita con tanta urgencia».

Viaje bajo la bandera del diálogo

El que se inaugura mañana es el 39º viaje internacional del Papa Francisco, el primero de un Pontífice al Reino de Bahrein, el noveno a un país de mayoría musulmana que ostenta el récord entre los países del Golfo en la apertura de una iglesia, (en Manama, en 1939) y donde se consagró una catedral, la de Nuestra Señora de Arabia, en Awali, en un terreno donado por el propio Rey. En el mejor de los casos, el viaje continúa el recorrido que comenzó en febrero de 2019 con la visita a Abu Dhabi para la firma con el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed al-Tayeb (a quien verá en privado durante el viaje) del «Documento sobre la Hermandad Humana», un texto pivote de las renovadas y redescubiertas relaciones entre el Islam y la Iglesia católica que guiará las distintas paradas del Papa en Baréin.

Las etapas del viaje

Entre ellas se encuentran, además de la ya mencionada participación en el «Foro de Diálogo», la reunión con el Consejo de Ancianos Musulmanes, en la Mezquita del Palacio Real de Sakhir, y el abrazo, el sábado 5, con la misa en el Estadio Nacional de Bahrein, a la exigua comunidad católica. En esta ocasión, se espera la asistencia de más de veinte mil personas, de las cuales algunos miles llegarán también de los países vecinos. A continuación, Francisco se reunirá con el clero local, los jóvenes y los estudiantes en lo que el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, describió en una entrevista con los medios de comunicación vaticanos como una preciosa oportunidad para lanzar «un mensaje de unidad, cohesión y paz» en «un mundo caracterizado por las tensiones, los contrastes y los conflictos».

Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: