InicioMundoAméricaHaití: La crisis del combustible hace que se solicite un corredor humanitario...

Haití: La crisis del combustible hace que se solicite un corredor humanitario en medio del brote de cólera |

-



La Terminal de Varreux, ubicada en la capital, Puerto Príncipe, es el principal punto de entrada de combustible en el país, pero las pandillas han estado bloqueando la entrada desde mediados de septiembre.

La situación ha provocado una escasez de combustible que ha obligado a cerrar muchos hospitales y centros de salud, y ha afectado la distribución de agua, dijo Ulrika Richardson, Representante Especial Adjunta de la ONU en el país y Coordinadora Humanitaria y Residente.

Más casos temidos

“Hemos pedido que se establezca un corredor humanitario para que el combustible fluya hacia la ciudad y hacia el resto del país para que podamos garantizar nuestra respuesta. Sin combustible, no hay agua limpia. Sin agua limpia habrá más casos y será muy difícil contener este brote”, dijo desde la capital.

Desde que las autoridades haitianas confirmaron dos casos positivos de cólera el domingo, ha habido 11 casos, siete muertes y unos 111 casos sospechosos, aunque las cifras podrían ser mayores.

La Sra. Richardson temía que pudiera haber “un aumento bastante exponencial, si no explosivo, de casos de cólera”, dadas las condiciones actuales.

“Incluso se podría decir que tal vez las condiciones están ahí para una tormenta perfecta, desafortunadamente”, dijo a los periodistas en la sede de la ONU en Nueva York.

Vida diaria afectada

La creciente inseguridad en Haití en los últimos meses ha afectado la vida de los ciudadanos comunes, que enfrentan restricciones de movimiento, saqueos, violencia sexual y otros horrores.

Debido a la crisis en la terminal, los capitalinos han recurrido a comprar combustible en el mercado negro a precios desorbitados.

“El saneamiento y la atención médica se ven gravemente afectados”, dijo la Sra. Richardson. “Hace meses que no tenemos recolección de basura por la situación de violencia, la violencia en las calles por parte de los grupos armados, pero también por la escasez de combustible”.

Proteger y guardar

La terrible situación humanitaria ha subrayado la necesidad de actuar para proteger y salvar vidas.

En los próximos tres meses, cerca de 30.000 mujeres embarazadas y prácticamente la misma cantidad de recién nacidos corren el riesgo de no recibir atención médica. Además, se estima que unas 9.965 complicaciones obstétricas quedarían sin tratamiento.

A millones de niños se les niega la educación porque no han podido asistir a la escuela. Cerca de 30 escuelas fueron saqueadas o atacadas el mes pasado.

Además, el 45% de la población, 4,5 millones de personas, pasan hambre, mientras que unas 7.000 víctimas de violencia sexual podrían quedar sin tratamiento.

Combatiendo el brote

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará una sesión a fines de este mes sobre la situación de seguridad en Haití. Mientras tanto, todo el sistema de la ONU en el país está ayudando en la respuesta al brote de cólera.

La oficina de asuntos humanitarios de la ONU, OCHA, está a cargo de la coordinación, y otras agencias de la ONU se están uniendo al esfuerzo colectivo junto con socios locales e internacionales.

Hasta el momento, han distribuido medicamentos y equipos esenciales, han instalado centros de tratamiento del cólera y han aumentado la capacidad de desinfección, además de apoyar “algunas de las escasas posibilidades de acceder realmente al agua y las medidas de saneamiento”, informó la Sra. Richardson.

Mucho trabajo por delante

El alcance comunitario ha sido importante. Hoy, un millón de haitianos están recibiendo mensajes de texto diarios que describen acciones para protegerse, lo que se complementa con la distribución de folletos puerta a puerta.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) también está trabajando con contrapartes de los ministerios de salud y comunicaciones para abordar con urgencia las «tendencias preocupantes» en torno a la información errónea que se está difundiendo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) está trabajando para llevar vacunas contra el cólera a Haití, además de servir como la agencia líder en agua, saneamiento e higiene (WASH).

“Reforzaremos nuestros equipos sobre el terreno, a pesar de la situación de seguridad muy difícil y la escasez de combustible”, dijo la Sra. Richardson a los periodistas. “Nuestros recursos existentes, los reposicionaremos como lo veamos posible y luego, obviamente, veremos si necesitamos algún apoyo financiero. Pero hay mucho por hacer”.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: