InicioReligiónPor qué la diversidad religiosa funciona mejor para todos

Por qué la diversidad religiosa funciona mejor para todos

-


Esta mañana, póngase la corbata o los tacones y, mientras lo hace, quítese todo lo que lo hace posible: su origen, su familia, su fe, su etnia, en resumen, todas las cosas que lo hacen —adopte la personalidad corporativa y marque el reloj.

Foto de Ilya.K/Shutterstock.com

Así son las cosas si trabajas en la mayoría de las empresas estadounidenses.

Porque dejar los mejores aspectos de uno mismo en casa o en el estacionamiento de la empresa es, después de todo, lo mejor para la productividad corporativa.

¿O es eso?

En un mundo como ese, los empleados pueden sentirse infravalorados y se irán si las cosas que son importantes para ellos no parecen ser importantes para la gerencia. En consecuencia, la retención de empleados es un problema que enfrentan las corporaciones grandes y pequeñas.

“Las dos razones principales por las que los empleados dejan sus trabajos son: la falta de sentirse valorados y el sentido de pertenencia”.

Pero hay una mejor manera de hacer las cosas, según Intel Corporation. Intel es una de un número cada vez mayor de empresas que creen en los empleados que aportan «todo su ser» al trabajo, como lo expresa el CEO de Intel, Pat Gelsinger. Gelsinger dice que “estas diferencias de pensamiento, experiencias, antecedentes y cultura forman la base de los equipos de alto rendimiento que impulsan la innovación revolucionaria y mejores resultados comerciales”.

Tales diferencias incluyen diversas religiones. De hecho, según el Índice de Equidad Religiosa, Diversidad e InclusiónIntel Corporation fue la compañía Fortune 100 más religiosamente inclusiva del año pasado en Estados Unidos.

En la Fundación de Libertad Religiosa y Negocios (RFBF) Conferencia Atrévete a Superar 2022 en la Escuela de Negocios Busch de la Universidad Católica de América en Washington DC, el gerente de productos de Intel, Craig Carter, indicó que “las dos razones principales por las que los empleados dejan sus trabajos son: la falta de sentirse valorados y el sentido de pertenencia. En otras palabras, no es la paga. Es sentirse valorado y tener un sentido de pertenencia, de lo contrario se van”.

Carter tiene las estadísticas de su lado. A banco de estudio revela que el 84% de las personas en los EE. UU. dicen tener algún tipo de sistema religioso o de fe. Según el estudio, quienes respondieron que la religión es “muy importante” oscilaron entre el 60 % de los hombres, el 62 % de los blancos, el 68 % de los hispanos, el 70 % de las mujeres y el 84 % de los negros. El estudio también indica que estos porcentajes solo aumentarán con los años. “Así que esta es el área más importante”, dice Carter. “Más que cuántas mujeres, más que cuántos veteranos… ESTA es el área número uno. Es enormemente importante para la gente”.

Intel
Foto de Tada Images/Shutterstock.com

Sí, la diversidad religiosa es vital. Pocos estarían en desacuerdo. Pero Intel Corporation va más allá, mucho más allá. Si la tolerancia significa que estás invitado a la fiesta y si la inclusión significa que te invitan a bailar, entonces el compromiso significa que puedes tocar tu propia música. Y ahí es donde los grupos de fe cruzada entran en escena. Intel y otras empresas han formado grupos de recursos especiales que ofrecen un terreno común en la fe, el apoyo, el amor y la diversión, con el resultado de que los empleados se sienten valorados y sus empresas también se benefician.

Intel, por ejemplo, tiene grupos interreligiosos que representan el judaísmo, el cristianismo, el islam, el sijismo, el hinduismo, los bahá’ís La fe y el agnosticismo/ateísmo (que también se basa en la fe) cada uno con su propio líder, cada uno facultado para apoyarse mutuamente dentro del grupo y entablar un diálogo fuera del grupo.

“La gente pregunta, ‘¿No has tenido problemas?’ En 27 años, no hemos tenido ningún problema”.

Sin temor a ser auténticos y comprometerse con los demás acerca de su fe, los empleados son libres de expresarse plenamente, y esa expresión personal incluye sus contribuciones individuales al lugar de trabajo. El resultado es algo muy superior a la “cultura corporativa” de la vieja escuela. Intel y el otro 20% de las corporaciones Fortune 100 siguiendo su excelente ejemplo, incluidas American Airlines, Dell, Target, Amazon, Coca-Cola y Google, entre otras, han creado lo que ellos llaman una «cultura auténtica» en el lugar de trabajo. Un estudio de Harvard Business Review revela que dicha cultura proporciona un 50 % más de rendimiento, un 70 % menos de estrés y un 106 % más de energía, por nombrar solo algunos de los beneficios.

Craig Carter señala la más de una generación de éxito que Intel ha disfrutado en la contratación, retención y resultados de los empleados. “Hemos estado haciendo esto durante 27 años. La gente pregunta, ‘¿No has tenido problemas?’ En 27 años, no hemos tenido ningún problema”.

mujer con hiyab
Foto de Bokehart/Shutterstock.com

Intel fue galardonada este año con la Medalla de Oro de la Paz Interreligiosa y Negocios Globales por sus avances en la creación de un lugar de trabajo diverso e ilustrado.

Entonces, ¿es un buen negocio dejar que las personas sean ellas mismas en el trabajo? ¿No solo reconocer sino también abrazar y celebrar la diversidad da como resultado una mayor productividad?

Las estadísticas y encuestas dicen que sí. La captación, retención y resultados de más de una generación dicen que sí. Pero lo que es más importante, el alivio y el placer que sienten las personas al trabajar plenamente en lugar de verse obligadas a adoptar una personalidad «corporativa» artificial, digan que sí, de manera enfática, afirmativa y alegre.



Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: