InicioReligiónLa guerra en Ucrania después de Samarcanda

La guerra en Ucrania después de Samarcanda

-



Ha concluido la esperada cumbre en Uzbekistán, donde el presidente ruso Putin se reunió, entre otros, con sus homólogos chino, indio y turco. Moscú afirma que no quiere cambiar sus objetivos en Ucrania, mientras espera un rápido final del conflicto. Mientras tanto, la nueva advertencia de Washington: no usar armas químicas y nucleares

Andrea De Angelis – Ciudad del Vaticano

Nunca antes los ojos del mundo se habían dirigido a la ciudad de Samarcanda, en Uzbekistán, donde el viernes 16 de septiembre se celebró una reunión a la que asistieron el Primer Ministro de la República de la India, Narendra Modi, el Presidente de la República de Kazajistán, Kassym-Jomart Tokayev, el Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, el Presidente de la República de Kirguistán, Sadyr Japarov, el Primer Ministro de la República Islámica de Pakistán, Shehbaz Sharif, el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, el Presidente de la República de Tayikistán, Emomali Rahmon, así como el Secretario General de la Organización de Cooperación de Shanghai, Zhang Ming, y el Director del Comité Ejecutivo de la Estructura Regional Antiterrorista de la OCS, Ruslan Mirzayev. Atención especial a la reunión bilateral entre los líderes de Rusia y China, así como al diálogo entre Putin y el presidente turco Erdogan.

El resultado de la cumbre

La guerra en Ucrania, la reactivación post – Covid y las tensas relaciones con Occidente de China y Rusia pesan en la cumbre de líderes asiáticos reunidos en Samarcanda, que se pronuncian contra el «uso unilateral de las sanciones económicas» y ponen por escrito su oposición a la injerencia en los asuntos internos de otros países con el pretexto de luchar contra el terrorismo. Sin embargo, la cumbre también parece sancionar algunas grietas en la asociación «ilimitada» firmada el pasado mes de febrero por los dos gigantes del grupo, China y Rusia, que ya habían surgido el pasado jueves durante la reunión entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el chino, Xi Jinping, con la admisión por parte del líder del Kremlin de las dudas de Pekín sobre la guerra, y confirmadas por las posiciones de China y Turquía. Se preparó un sólido paquete de documentos, más de 40 acuerdos y decisiones, para su firma en la Cumbre de Samarkanda. Reflejan los enfoques comunes de los Estados de la OCS para la interacción en áreas de cooperación populares y prometedoras, como el fortalecimiento de la conectividad, la cooperación industrial, la economía verde, la digitalización y el comercio.

Palabras de Putin sobre la guerra

Sin embargo, Moscú no parece querer dar marcha atrás. Para Putin, los objetivos en Ucrania se cumplirán, lo que supone un nuevo ataque a Occidente: » Desde hace décadas», dice, «quiere vernos hundidos». El presidente ruso añadió que Moscú ha dado hasta ahora una respuesta contenida a los «intentos de Ucrania de dañar la infraestructura rusa, pero la respuesta será más seria si continúan», acusando a Kiev de intentar atacar las centrales nucleares rusas. Moscú «hará todo lo posible para prevenir» tales acciones. El presidente de Estados Unidos, Biden, también se refirió a la energía nuclear, advirtiendo al Kremlin sobre la idea de utilizar armas nucleares o químicas.

La advertencia de Biden

«No lo hagas, no lo hagas, no lo hagas». Esto es lo que Joe Biden le diría a Vladimir Putin si el presidente ruso, acorralado por la redención ucraniana sobre el terreno, decidiera recurrir a las armas nucleares. Respondiendo a las preguntas del programa «60 Minutes», el presidente estadounidense añadió que esa medida «cambiaría el curso de la guerra como nada desde la Segunda Guerra Mundial». Y al entrevistador que le preguntó cuáles serían las consecuencias de una acción de este tipo por parte de Putin, Biden respondió: «¿cree que se lo diría si supiera exactamente cuáles serían? Obviamente, no las diré, habrá consecuencias». Los rusos, añadió en la entrevista que se emitirá el domingo y de la que la CBS ha dado avances, «se convertirían cada vez más en parias en el mundo y dependiendo del alcance de lo que hicieran se determinaría la respuesta a dar».



Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: