InicioReligiónNicaragua. La policía sacó con la fuerza de la Curia a Monseñor...

Nicaragua. La policía sacó con la fuerza de la Curia a Monseñor Álvarez

-



Junto con el prelado también fueron sacadas con la fuerza, aparentemente, otras 8 personas más: sacerdotes, diáconos, seminaristas y un laico que han estado acompañando al Obispo todo este tiempo de cárcel de facto. La policía condujo al prelado en cárcel domiciliar y a los demás acompañantes los ha enviado a la Dirección de Auxilio Judicial. El Cardenal Brenes pudo visitar a Mons. Álvarez., afirmó que a pesar de que su condición física está desmejorada, su ánimo y espíritu están fuertes.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

(Segunda actualización a las 20’40 viernes 19 agosto)

A las doce del mediodía hora de Roma, llegó a nuestra redacción el enlace de la página de Facebook de la Diócesis de Matagalpadonde se confirmaba la noticia que la policía Nacional había irrumpido a las tres de la madrugada en la Sede Episcopal de Matagalpa, llevándose consigo con la fuerza a Mons. Rolando Álvarez y otros, supuestamente, ocho religiosos y un laico. Después de sacarlos con la fuerza fuera del edificio Episcopal, los metieron en un convoy policial.

Cárcel domicilio para Mons. Álvarez

En un reporte de la Policía se informa que Mons. Álvarez ha sido llevado a Managua, a su casa, donde estará en resguardo domiciliar y ha podido reunirse con sus familiares. El Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, pudo hacerle visita y han podido conversar ampliamente.

Los otros religiosos y el camarógrafo, que fueron sacados con la fuerza de la Curia han sido trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial. En la Curia de Matagalpa, permaneció en carácter de autoridad Eclesial y sin ninguna restricción policial o de movilidad, el Vicario, Mons. Oscar Escoto.

Hasta ayer, estaban en la Curia junto a Mons. Álvarez, el primer y segundo vicario de la Catedral de Matagalpa, José Luis Díaz y Sadiel Eugarrios, respectivamente; Monseñor Oscar Escoto, Vicario General de la diócesis y párroco de la Iglesia Santa María de Guadalupe; padre Ramiro Tijerino, rector de la Universidad Juan Pablo II y el padre diácono Raúl González. Además de dos seminaristas, Darvin Leyva y Melkin Sequeira y el camarógrafo Sergio Cárdenas.

El momento de la irrupción

Cientos de personas, al escuchar las campanas de la Iglesia, mientras sucedía la irrupción de las fuerzas policiales dentro de la Curia, se acercaron al lugar para intentar proteger a Monseñor Rolando y los demás religiosos. Según el medio local 100% Noticias, varios residentes vieron “salir con rumbo fuera de Matagalpa un convoy policial de al menos ocho patrullas donde iba abordo Monseñor Rolando Álvarez y ocho de los acompañantes”.  Y confirma el medio local, que en la Curia solo quedó Mons. Óscar Escoto.

Solidaridad inmediata hacia Mons. Álvarez

Después que el Cardenal Brenes pudo ver a Mons. Alvarez, la Arquidiócesis de Managua emitió un comunicado en el que nuevamente expresa su  solidaridad y cercanía con la hermana Diócesis de Matagalpa, ante el acontecimiento triste vivido la madrugada de hoy, se lee en comunicado, en el que reitera su solidaridad, «particularmente» con Mons. Rolando Álvarez Lagos, los sacerdotes y laicos que le acompañaban.

En el texto se afirma que el Arzobispo Cardenal Leopoldo Brenes, tuvo la oportunidad de visitar y conversar con Mons. Álvarez en su residencia familiar, «patentizando su estima fraterna en nombre de» la iglesia nicaragüense. El purpurado, confirmó que el estado de salud de Mons. Rolando está desmejorado, sin embargo,  su ánimo y espíritu están fuertes, Monseñor Álvarez le ha manifestado su confianza en la oración de todos ante esta difícil situación que viven en comunión eclesial. El comunicado concluye con está petición:

«Conscientes que la oración es la fuerza del cristiano, invitamos a continuar implorando a Cristo que interceda y vele por éste su pequeño rebaño. Esperamos que la razón, así comoel entendimiento respetuoso, abran camino a la solución de esta crítica y compleja situación para todos».

Desde Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, ha enviado un comunicado a Vatican News, en donde se lee: “Clamamos liberación de Mons. Rolando Álvarez”:

“La Policía nicaragüense ha detenido a mi hermano en el episcopado, Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, tras irrupción a su sede episcopal. Los hechos aberrantes que rodean esta detención son motivo de alarma y dolor en toda la Iglesia Latinoamericana”.

A su vez el prelado panameño, se une a las voces que “claman por la libertad inmediata de Monseñor Rolando, y exigen se respete su dignidad como ser humano y prelado católico”.  Mons. Ulloa, por último, elevó una oración al “cielo por Nicaragua, su noble pueblo y su Iglesia que hoy sufre persecución”.

La Conferencia Episcopal de Costa Rica, también en un comunicado se solidariza y eleva una oración “al Señor de la paz en estos momentos de dolor e incertidumbre”. Además, los obispos hacen un llamado al respeto a la libertad religiosa, a la dignidad de las personas y a la misión de la Iglesia que en Nicaragua llevan adelante fieles laicos, religiosos y religiosas, sacerdotes y obispos:

“Los pastores de la Iglesia costarricense piden a Jesucristo, Príncipe de la Paz, que conceda este don a nuestra hermana nación. Confiados estamos en la promesa del Señor “yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo” (Mateo 28, 20), y mantenemos la esperanza para que él manifieste su fuerza y su gracia para superar los momentos de tribulación”.

Mientras tanto, el Secretario General de la ONU António Guterres, se declaró «muy preocupado» por la redada llevada a cabo por las autoridades de Nicaragua contra la sede episcopal y las recientes acciones contra la Iglesia católica y organizaciones civiles y exigió al Gobierno la liberación de todas las personas detenidas de forma arbitraria, se lee en el sitio web de la ONU.

A través de su portavoz,  Farhan Haq, Guterres reiteró su llamamiento al Ejecutivo de Daniel Ortega para que garantice «la protección de los derechos humanos de todos los ciudadanos, particularmente los derechos universales de asamblea pacífica, libertad de asociación, pensamiento, conciencia y religión». Y agregó que esta operación en «el Palacio Episcopal de la Diócesis de Matagalpa (norte) no hace más que agravar estas preocupaciones».

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, condenó el «asalto a la Curia episcopal de Matagalpa y el secuestro criminal de Monseñor Rolando Álvarez y demás sacerdotes y laicos que le acompañaban. … Exigimos les respeten la integridad personal y la vida» denunció el organismo en su cuenta de Twitter.

El 4 de agosto, inició la cárcel de facto de Mons. Álvarez, luego que la Policía Nacional informara que se le acusaba de haber “organizado grupos violentos y haber fomentado el odio”. A partir de entonces, la Iglesia Catedral San Pedro en Matagalpa permaneció asediada por agentes policiales, que bloquearon todos los accesos a la Curia.

La jornada del día de ayer de Mons. Álvarez

Ayer, Mons. Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, presidió el programa “Pastoreo, Comunión y Oración”, desde la Curia episcopal de Matagalpa. Cada jueves, de las siete a las 10 de la mañana, el obispo dirige el programa en el que se celebra la Santa Misa, y seguidamente oraba por las intenciones de los fieles. Los últimos jueves que ha estado detenido en la Curia, cambió la elaboración del programa, se celebró la Santa Misa y luego, ante la presencia de Jesús Sacramentado, dio paso a la oración de los sacerdotes que estaban con él.

Este jueves, por ejemplo, Mons. Álvarez celebró la Santa Misa y luego el padre Ramiro Tijerino, el padre José Luis Díaz, el diácono y un seminarista estuvieron acompañando en la oración y los cantos.

Este programa, lo empezó Mons. desde que era director de la Radio católica hace 20 años, después se fueron uniendo un número creciente de emisoras y canales de televisión, las que últimamente han sido cerradas.

A las ocho de la noche, hora de Nicaragua, Mons. Álvarez como cada día presidió el rezo del Santo Rosario. Y desde el 4 de agosto, por la difícil situación que estaba pasando el prelado, se rezaba el Santo Rosario desde el interior de la Curia Episcopal de Matagalpa. Este rezo mariano, ha sido realizado cada día por Monseñor Rolando, los sacerdotes retenidos con él hasta las 3 de la mañana de hoy, el diácono, los seminaristas y el camarógrafo del canal de diocesano TV Merced.

El pueblo a través de las redes sociales también se ha unido en oración con sus familias, con este rosario. A las ocho de la noche, de ayer fue la última aparición pública de Monseñor Rolando.

Mons. Rolando tiene la costumbre de tuitear a las 23 horas, cada día, el último que hizo fue a las 00’30, tres horas antes de ser sacado por la fuerza.





Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: