InicioReligiónEl panel hombro con hombro nos muestra por qué las personas de...

El panel hombro con hombro nos muestra por qué las personas de todas las religiones deben enfrentar la islamofobia

-


“¿¿No sabes qué es REALMENTE la ley Sharia?!”

«¿No sabes que estas personas están en la yihad?»

¡¿No sabes lo que dice el Corán?!”

He visto los memes. He hablado con amigos nerviosos.

Pero por qué ¿Existe este temor persistente de que puede haber un núcleo o dos de verdad en las advertencias y la histeria sobre el Islam, una fe suscrita por casi un de cada cuatro personas ¿en el planeta?

Foto de Nizar Wogan/Shutterstock.com

¿Por qué persiste la islamofobia, porque eso es lo que es: un miedo irracional y una aversión al Islam y a quienes lo practican? Esta y otras preguntas fueron abordadas por un panel de seminario web la semana pasada organizado por Hombro a hombrouna campaña basada en una coalición nacional formada en 2010 para responder al aumento de la discriminación contra los musulmanes.

El moderador del seminario web, Nina M. Fernandoy panelistas Rabino Burton L. Visotzky y Jordan Denari Duffner tienen al menos una cosa en común: cada uno es miembro de una religión distinta al Islam. Cada uno tuvo que hacer un viaje personal para confrontar sus nociones preconcebidas sobre una religión que no era la suya. Y cada uno tuvo que enfrentar, también, los prejuicios arraigados de su propia comunidad de fe hacia un pueblo erróneamente convertido en chivo expiatorio durante generaciones.

“Nuestra propia identidad ha sido elaborada contra los musulmanes. Hace que los musulmanes sean ‘el otro’”.

Nina Fernando fijó el tema del webinar. Como directora de Shoulder to Shoulder, la Sra. Fernando explicó que la islamofobia no es solo un problema musulmán y que un ataque a una fe es un ataque a todos. Durante la siguiente hora, los panelistas, un católico y un judío, procedieron a narrar franca y honestamente sus propias navegaciones por las rocas y los bajíos de sus puntos de vista, y los de su comunidad de fe, sobre el Islam en general y los musulmanes en particular. Al hacerlo, nos iluminaron sobre las recompensas de entablar amistad y comprender a aquellos que antes considerábamos como «el otro».

Jordan Denari Duffner, instructor, erudito y autor de Encontrar a Jesús entre los musulmanes: Cómo amar el Islam me hace un mejor católico y Islamofobia: lo que los cristianos deben saber (y hacer) sobre la discriminación contra los musulmanes contó que una vez que estaba en Jordania, viviendo con una familia musulmana, escuchó a un hombre gritar afuera en árabe. Llegó a la conclusión de que el hombre estaba amenazando con violencia y preguntó a sus anfitriones qué estaba pasando. La respuesta: estaba vendiendo verduras desde la parte trasera de su camión. La lección aprendida fue que, a pesar de su formación, a pesar de su deseo de amar a personas de todas las religiones, había caído presa de una reacción instintiva basada en mitos populares y propaganda sobre los musulmanes.

niño con padre
Un niño aprende una oración islámica de su padre (Foto de Rawpixel.com/Shutterstock.com)

“Estaba en quinto grado cuando ocurrió el 11 de septiembre y los musulmanes siempre fueron retratados como el hombre del saco”, dijo. “Siempre hubo esta imagen negativa de los musulmanes en los medios”.

Ella agregó: “Yo y muchos otros estamos haciendo todo lo posible para manejar a las personas con estereotipos sobre el Islam, y luego te das cuenta de que todavía estás viviendo con algunos de esos estereotipos. No somos malas personas por tener estos pensamientos. Todos tenemos la capacidad de cambiar nuestros corazones y mentes”.

El rabino Visotzky, autor, conferencista y director del Seminario Teológico Judío Centro Milstein para el Diálogo Interreligioso, acordado. «Somos humanos. Todos tenemos prejuicios. Así como debes perdonar a los demás, debes perdonarte a ti mismo”, dijo.

Cuando se les preguntó por qué existe y persiste la islamofobia, la Sra. Duffner y el rabino Visotzky respondieron desde el contexto de sus respectivas comunidades.

La Sra. Duffner señaló cómo se ha educado a los católicos para que se identifiquen no en términos de lo que son, sino de lo que son. no. “Nuestra propia identidad ha sido elaborada contra los musulmanes. Hace que los judíos sean ‘el otro’ y los musulmanes ‘el otro’. los judios son este camino y estamos este camino. Nos han educado para identificarnos en términos de otredad”.

“Si alguien va a odiar a los musulmanes, también odiará a los judíos. Necesitamos mantenernos juntos.»

El rabino Visotzky, por su parte, dijo: “Hay mucho dumping en el otro: judíos, musulmanes, LGBTQ. La gente quiere estar a la altura de la otra. La gente compara lo mejor de sí mismo con lo peor de los demás”. Añadió: “Hay partes del Antiguo Testamento por las que estoy mortificado. En lugar de comparar lo mejor de nosotros con lo peor de los demás, debemos comparar lo mejor de NUESTRO con lo mejor de ELLOS y aprender de eso”.

Duffner, por ejemplo, prohíbe rotundamente a sus estudiantes no musulmanes usar frases como “El Islam enseña___” o “el Corán dice___”.

“No se puede decir ‘el Corán dice___’ porque hay un amplio espectro. Las religiones son tradiciones interpretativas, por lo que no podemos decir ‘el Corán dice___’ y tratar de hacer una declaración general sobre toda la religión. Hay una amplia gama en el Islam y la forma en que los musulmanes viven su fe. No podemos hablar a grandes rasgos de una religión del mismo modo que no nos gusta que la gente hable a grandes rasgos de nuestra propia religión”.

simbolos religiosos
Símbolos religiosos en una calle de Toledo, España, donde judíos, musulmanes y cristianos convivían en la época medieval (Foto de Carlos Gabriel Fernandez/Shutterstock.com)

Puede decirse que la fe de uno es una extensión de uno mismo. No es solo comunitario, también es personal, a veces intensamente. Y así como uno no debe exagerar a una persona, pensando que la conoce por un solo hecho, no debe exagerar la fe de esa persona e imaginar que sabe todo lo que hay que saber. En ese camino se encuentran las etiquetas, los malentendidos y, en última instancia, los prejuicios.

¿Por qué debería ser tan importante luchar contra los prejuicios hacia la fe de otros como luchar contra los prejuicios contra la propia fe?

La respuesta del rabino Visotzky fue simple. “Porque es lo correcto. Defendemos a nuestro prójimo. Hay una nave aliada recíproca. Si alguien va a odiar a los musulmanes, también odiará a los judíos. Necesitamos mantenernos juntos. Cuanto más nos mantengamos unidos, mayor será esta unión que llamamos Estados Unidos”.

La respuesta de la Sra. Duffner también fue simple. Mientras se señala cómo tantos cristianos están comprando los falsos medios de comunicación y los conceptos erróneos del Islam alimentados por la política, los valores cristianos de amor, hospitalidad y bienvenida al extranjero se dejan de lado. “La islamofobia también nos perjudica a nosotros, mi comunidad cristiana”, dijo. “Si no estamos a la altura de los valores que decimos que son importantes para nosotros, daña nuestra relación con Dios”.

Tanto el rabino Visotzky como la Sra. Duffner instan al diálogo práctico y la interacción con los musulmanes. El rabino Visotzky aconsejó comenzar con tres pasos de la tradición judía: “(1) Aprenda a escuchar a otras personas. Si puedes escucharlos y escucharlos, estás a mitad de camino. ¿Quién sabe? Puede que aprendas algo. (2) Juzgar favorablemente a todos. Dales el beneficio de la duda. No asumas que son malvados. (3) Ama a tu prójimo como a ti mismo. ”

La Sra. Duffner aconsejó que los cristianos tengan en cuenta sus propios valores. “Hay cosas como proteger la vida y la dignidad humana, de solidaridad”, dijo. “La discriminación antimusulmana no es lo que Dios quiere de nosotros”.



Enlace de la fuente

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: