InicioMundoAsiaCamboya: En visita al museo del genocidio, el jefe de la ONU...

Camboya: En visita al museo del genocidio, el jefe de la ONU advierte sobre los peligros del odio y la persecución

-


El Sr. Guterres habló en el Museo del Genocidio Tuol Sleng, sitio conmemorativo del infame centro de interrogatorio y detención S-21 bajo el sangriento régimen, que duró de 1975 a 1979.

‘Un recordatorio esencial’

Se estima que hasta 18.000 personas de toda Camboya fueron llevadas a las instalaciones, ubicadas en una antigua escuela secundaria en el corazón de la capital.

Sólo unos pocos sobrevivieron.

“Tuol Sleng es un recordatorio esencial. Sus ladrillos y tejas manchados de sangre son una advertencia para todos nosotros: Esto es lo que sucede cuando el odio corre rampante. Esto es lo que sucede cuando se persigue a los seres humanos y se niegan los derechos humanos”, dijo Señor Guterres.

Trabajos forzados y ejecuciones

El Secretario General estuvo en el Museo para rendir homenaje a todas las víctimas y sobrevivientes de la brutalidad de los Jemeres Rojos en Camboya.

El régimen siguió una ideología radical arraigada en diferentes creencias y políticas comunistas. Se prohibieron la religión, las tradiciones y las relaciones familiares arraigadas.

La gente se vio obligada a abandonar las principales ciudades para trabajar en comunas agrícolas en el campo.

Se destruyeron instituciones como escuelas, pagodas, industrias y fábricas, y se asesinó a intelectuales, profesionales y monjes.

En general, se cree que casi dos millones de personas, aproximadamente una cuarta parte de la población, han muerto durante estos años de trabajo forzado, hambre, tortura y ejecución.

Fotografiado, interrogado y asesinado.

Las personas llevadas a Tuol Sleng fueron fotografiadas y muchas torturadas, por ejemplo, para obtener confesiones falsas de que eran agentes secretos del gobierno de los Estados Unidos.

Los prisioneros fueron detenidos, interrogados y asesinados, o llevados a otro sitio en las afueras de la capital llamado Choeung Ek, uno de los muchos “campos de exterminio” donde se llevaron a cabo ejecuciones masivas.

La mayoría de las habitaciones en Tuol Sleng se han mantenido en las mismas condiciones que estaban cuando los Jemeres Rojos fueron expulsados ​​por las tropas invasoras vietnamitas.

“El sufrimiento que tuvo lugar dentro de estos muros es horrible e impactante. Las historias de supervivencia y resiliencia son conmovedoras e inspiradoras”, comentó el Secretario General.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, observa los documentos conservados por los Archivos del Museo del Genocidio Tuol Sleng en Phnom Penh, Camboya, el sitio de la infame Prisión de Seguridad S-21 de los Jemeres Rojos.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, observa los documentos conservados por los Archivos del Museo del Genocidio Tuol Sleng en Phnom Penh, Camboya, el sitio de la infame Prisión de Seguridad S-21 de los Jemeres Rojos.

Compromiso de nunca olvidar

El Sr. Guterres agradeció al Museo por su extraordinario trabajo para crear conciencia sobre las atrocidades cometidas bajo el Khmer Rouge, como parte de los esfuerzos para garantizar que nunca vuelvan a suceder.

Recordó que las Salas Extraordinarias de la Corte de Camboya han responsabilizado a los líderes del régimen por estos crímenes y han brindado una voz a las víctimas y sobrevivientes.

“Sus voces son más importantes que nunca, en un momento en que el discurso de odio, el abuso, la discriminación y el acoso van en aumento en todos los rincones del mundo”, dijo.

Defender la inclusión y la dignidad

El jefe de la ONU subrayó que preservar la memoria de quienes sufrieron y murieron en Tuol Sleng ayudará a evitar que se repitan las atrocidades.

“Prometí contar la historia que escuché de uno de los sobrevivientes a mis nietas y les diré que transmitan esa historia a sus nietos. Es fundamental que nunca se pierda el recuerdo de lo que aquí pasó,» él dijo.

“Al aprender a reconocer las primeras señales de advertencia de genocidio y otros crímenes atroces, y honrar los valores de inclusión y dignidad, podemos sentar las bases para un futuro en el que tales horrores nunca vuelvan a ocurrir”.

El secretario general estuvo en Camboya para intervenir en la última reunión entre la ONU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), celebrada el pasado viernes en la capital.

Luego se dirigirá a Bali para asistir a la cumbre del G20, que comienza el martes.

El jefe de la ONU viajó a la región desde Egipto, anfitrión de la conferencia sobre cambio climático COP27 de la ONU que concluye el viernes.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: