InicioMundoAméricaJefe de derechos humanos de la ONU pide 'responsabilidad política' para abordar...

Jefe de derechos humanos de la ONU pide ‘responsabilidad política’ para abordar los desafíos de Perú |

-


“La polarización se ha ido profundizando en los últimos meses y hay preocupantes indicios de que un movimiento anti-derechos está ganando terreno. Con las elecciones locales y regionales previstas para octubre, me preocupa que el discurso de odio, la discriminación y la violencia puedan aumentar aún más”, dijo.

La Sra. Bachelet recordó que aunque Perú ya cuenta con “herramientas importantes” para contrarrestar cualquier retroceso en la defensa de los derechos humanos, se necesitan esfuerzos para garantizar que estas leyes, políticas y protocolos se implementen.

Actúa con generosidad

El camino a seguir requiere que diferentes sectores de la sociedad se unan para un diálogo nacional inclusivo que represente la rica diversidad del país.

“Con este fin, insto a todos los partidos políticos a actuar con lo que llamo generosidad y con sentido de responsabilidad política para enfrentar los desafíos que enfrenta el país. Instituciones estatales fuertes, transparentes, responsables y listas para erradicar la corrupción son fundamentales para este proceso”, dijo.

La Sra. Bachelet se reunió con una amplia franja de la sociedad durante su visita, incluido el Presidente y miembros de su gabinete, legisladores y representantes del sistema de justicia, sociedad civil, sector privado, comunidades indígenas y víctimas de violaciones de derechos humanos.

El país sudamericano aún se está recuperando de la pandemia de COVID-19, y la Sra. Bachelet abordó sus devastadores impactos. Perú tuvo la tasa de mortalidad per cápita más alta del mundocon unas 213.845 personas fallecidas por la enfermedad.

“La pandemia puso al descubierto las profundas divisiones socioeconómicas de la sociedad peruana, y sus efectos repercutirán durante años”, dijo, y señaló que las áreas rurales, las personas empobrecidas y los grupos marginados y discriminados se encontraban entre los particularmente afectados.

Extender las medidas de protección

El aumento de los precios de los alimentos y los combustibles, derivado de la guerra en Ucrania, también está teniendo un impacto en la recuperación de un país donde se considera que unos 15,5 millones de personas padecen inseguridad alimentaria.

A medida que se acerca la temporada de siembra, el Alto Comisionado teme que esta “situación preocupante” pueda empeorar debido a la escasez de fertilizantes.

“He planteado a todos mis interlocutores que las medidas de protección socioeconómica deben extenderse y estar enfocadas a generar mejoras tangibles para los más marginados. Apoyar la agricultura a pequeña escala y priorizar los esfuerzos para ayudar a las personas a salir del mercado laboral informal son formas claras de reconstruir mejor”, dijo.



© ACNUDH

La Jefa de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet (izquierda), es recibida por el Ministro de Relaciones Exteriores de Perú, César Landa (centro), y el Ministro de Justicia, Félix Chero.

Aliados contra la impunidad

La Sra. Bachelet también se centró en los problemas que afectan a los pueblos indígenas y los defensores de los derechos humanos, quienes están en primera línea cuando se trata del impacto de amenazas como cambio climático, minería ilegal, tala ilegal y narcotráfico, especialmente en la región amazónica.

“Deben ser vistos como aliados en los esfuerzos para enfrentar la impunidad de los grupos criminales”, dijo, y agregó que “los pueblos indígenas que viven en aislamiento voluntario también se ven afectados por actividades ilícitas”.

Aunque la minería y otras industrias extractivas han sido fundamentales para la economía de Perú durante siglos, Bachelet dijo que sus «promesas de desarrollo» a menudo han no benefició a las comunidades afectadasespecialmente los pueblos indígenas y las poblaciones rurales.

“Los acuerdos alcanzados para abordar el descontento social provocado por proyectos extractivos y de otro tipo deben basarse en consultas previas, garantizar la protección de los derechos subyacentes a la tierra y los recursos, incorporar salvaguardas sociales y ambientales y mitigar cualquier impacto negativo”, dijo.

El sector privado también tiene un papel importante que desempeñar a través del desarrollo de medidas voluntarias y obligatorias para implementar la debida diligencia corporativa.

“Los representantes del sector privado con los que me reuní me destacaron su compromiso de promover los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos. También aliento las iniciativas para avanzar hacia las energías renovables y verdes”, agregó.

Todavía buscando justicia

La Alta Comisionada habló sobre sus reuniones con personas que sufrieron violaciones, incluida una mujer que fue engañada y esterilizada a la fuerza. Décadas después, ella sigue buscando justicia.

“Ella fue una de miles de mujeres y hombres, en su mayoría rurales, pobres y de habla quechua, que experimentaron esta violación”, dijo.

La visita del Alto Comisionado coincidió con el 30 aniversario del “horroroso” atentado de Tarata por parte del grupo guerrillero Sendero Luminoso, que dejó como resultado la muerte de 25 personas, y la masacre de La Canuta, en la que nueve estudiantes y un profesor universitario fueron secuestrados y asesinados por un escuadrón de la muerte militar.

“Aceptar el período de violencia que vivió Perú entre 1980 y 2000 es vital para superar los desafíos clave de hoy, incluidos los niveles actuales de polarización política y social”, afirmó.

“Los desafíos de Perú en materia de derechos humanos son claros, como hemos escuchado en los últimos dos días. Sobre la base de las discusiones que he tenido, estoy convencido de que se pueden superar y encontrar un camino hacia un futuro más inclusivo. Es importante no perder la esperanza”.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: